Todo sobre la miopía

Últimas entradas sobre la miopía

Preguntas más frecuentes

Aprende todo acerca de la miopía

Defecto de refracción del ojo en la que las imágenes quedan enfocadas por delante de la retina. Esto da lugar a una visión borrosa de los objetos lejanos siendo necesaria la corrección óptica (con gafas o lentes de contacto) o quirúrgica para conseguir una visión correcta.

Más información:

Se suele considerar que el origen de la miopía se encuentra en variaciones biológicas del sistema visual que producen un fallo en la correlación entre los diferentes componentes del ojo (curvatura corneal, potencia del cristalino, longitud axial y profundidad de la cámara anterior).

Es decir, bien porque la córnea, el cristalino o ambos tienen forma anormal o bien porque el ojo es más largo de lo normal y evita que la luz que viene entrando se enfoque directamente sobre la retina.

Más info:

Principal: ver los objetos cercanos con claridad, pero percibir de forma borrosa o difuminada los objetos que se encuentran a una cierta distancia.

Otros síntomas:

  • Entornar los ojos para ver los objetos lejanos
  • Acercarse los objetos para verlos
  • Fatiga Visual
  • Dolores de cabeza

Pueden presentarse desde la infancia y aumentar con el paso del tiempo al producirse cambios en la graduación. Por regla general, la miopía tiende a estabilizarse a partir de los 18 años.

  • Miopía simple:  Es la más frecuente. El error refractivo asociado es generalmente inferior a 6 dioptrías. No existen alteraciones oculares asociadas, por lo que no se considera una enfermedad. Aparece a una determinada edad y se suele estabilizar pasada la adolescencia. No se puede prevenir, pero sí debe ser detectada a tiempo, corregida y controlada en los correspondientes y periódicos exámenes visuales.
  • Miopía magna/ alta miopía (miopía degenerativa o patológica): Cuando se superan las 6 dioptrías. Se produce un alargamiento excesivo del globo ocular que da lugar a una elongación o estiramiento anómalo de todas las estructuras, incluida la retina que puede quedar adelgazada. Esta circunstancia es la que puede provocar con el tiempo degeneraciones vitreorretinianas que comprometen la visión.

Se considera una enfermedad ocular Las personas que padecen miopía magna deben realizarse revisiones oftalmológicas periódicas para conocer el estado de su fondo de ojo.

Más información:

Además de los factores de la propia estructura del ojo, como la curvatura de la córnea o el alargamiento excesivo del ojo, la miopía puede estar causada por otras circunstancias, las principales causas son:

  • Genéticas: Es frecuente que pueda ser heredada de padres a hijos, es importante el factor hereditario, siendo un gen dominante.
  • Patológicas: algunas enfermedades como la diabetes, el queratocono, o algunos tipos de cataratas pueden producir miopía, bien temporal o permanentemente.
  • Ambientales: Según algunos estudios, trabajar con dispositivos electrónicos con una luz ambiental no adecuada o durante demasiado tiempo o desarrollar pocas actividades al aire libre (especialmente durante la infancia) pueden ser factores que estén involucrados con el proceso de aparición de la miopía.

Más información:

La miopía se suele diagnosticar en el transcurso de un examen óptico-oftalmológico estándar que suele incluir las siguientes pruebas:

  • Examen de la refracción (en niños será imprescindible la dilatación de las pupilas mediante la utilización de un colirio ciclopéjico, para anular el efecto acomodativo del ojo)
  • Evaluación de la agudeza visual
  • Análisis de la percepción cromática y visión binocular.
  • Examen del fondo de ojo (sobre todo de la retina)
  • Evaluación de la motilidad ocular (movimientos del ojo)

Más información

Desde AMIRES queremos dejar muy claro que LA MIOPÍA NO SE CURA. Sólo se puede corregir el error refractivo, bien con gafas, lentillas o mediante intervención quirúrgica.

Un ojo miope siempre seguirá siendo miope, es decir, la elongación del globo ocular asociada por ejemplo a una miopía magna no desaparecerá por someternos a ningún tratamiento refractivo.

Dado que la miopía que aparece en la infancia es la más susceptible de progresar a una miopía magna, en los últimos años se han desarrollado diferentes métodos, avalados cientificamente, para tratar de controlar la progresión de la miopía infantil.

Más información:

Aquella que supera las 6 dioptrías y es producida por una elongación excesiva del globo ocular (superior a 26-28mm)que da lugar a anomalías en todas las estructuras oculares, incluida la retina.

Se inicia en la infancia y suele estabilizarse al final de la adolescencia. Puede suceder que este aumento del globo ocular asociado siga progresando en la vida adulta, y por tanto la miopía siga creciendo aumentando el factor de riesgo de padecer graves patologías oculares que pueden acabar en una discapacidad visual o incluso ceguera. A esta miopía que se complica con la edad se la denomina miopía degenerativa.

La Miopía Magna afecta acualmente alrededor de un 2% de la población que necesita seguimientos oftalmológicos periódicos con examen de fonde de ojo para examinar la retina y detectar precozmente alguna lesión que pueda tratarse y de este modo evitar complicaciones futuras.

Más info:

Es especialmente importante hacer un seguimiento de la miopía en los niños ya que los niños que presentan miopía a edades muy tempranas tienen un mayor riesgo de desarrollar miopía magna, multiplicando por 10 el riesgo de sufrir complicaciones oculares graves. 1 de cada 10 niños con miopía desarrollará miopía magna.

Por eso es fundamental cuidar y controlar la miopía en los niños y, especialmente, prevenir su aumento. El periodo clave en el que la miopía crece es entre los 7 y los 17 años: esos 10 años son la única posibilidad de intervenir en este proceso.

EL CONTROL DE MIOPÍA SOLO ES EFICAZ EN LA INFANCIA

Más info:

La miopía patológica se define como aquella miopía magna o alta que va acompañada de cambios que afectan a la retina, coroides y esclerótica. Debido al progresivo crecimiento del globo ocular, la miopía patológica suele cursar con adelgazamiento de la esclerótica y cambios en la mácula

El principal síntoma, lógicamente es la visión borrosa de lejos pero además con una importante disminución de agudeza visual. Otro síntoma podría ser también ver líneas torcidas (metamorfopsia) y cuando esto ocurre se debe realizar una vista urgente al oftalmólogo

Lamentablemente no todas las lesiones de retina asociadas al ojo miope dan síntomas por lo que desde AMIRES insistimos mucho en la importancia de los controles periódicos que conlleven una exploración ocular completa.

1.- Alteraciones retinianas:

  • Atrofia corioretiniana
  • Degeneración del vítreo (moscas volantes)
  • Desprendimiento de vítreo
  • Tracción vítreo-retiniana
  • Degeneraciones de la retina periférica
  • Rotura retiniana (agujeros, desgarros)
  • Desprendimiento de retina
  • Degeneración macular (membrana neovascular o neovasculari zación coroidea)
  • Agujero macular
  • Hemorragia macular
  • Mancha de Fuchs
  • Alteraciones del disco óptico (estafiloma, etc,)

2.- Glaucoma

3.- Cataratas

Más info:

Tener Miopía Magna aumenta el factor de riesgo de padecer graves patologías oculares, pero el mero hecho de tener miopía magna no implica obligatoriamente desarrollar estas complicaciones. Algunos miopes magnos no tendrán nunca complicaciones o bien tendrán algunas alteraciones sin repercusiones importantes. No siempre existe una relación entre el número de dioptrías y el riesgo de desarrollar algunas de las patologías asociadas. Sin embargo, la miopía alta y las patologías asociadas son la primera causa de ceguera en la población joven laboralmente activa en los países occidentales. Este dato hace que insistamos en las revisiones y en el autocuidado.

Más info:

No se conoce exactamente la causa de la miopía magna. Existen factores genéticos, raciales, geográficos o ambientales que influyen en la aparición o progresión de la miopía. Se acepta que la aparición de miopía se debe a una combinación de factores hereditarios o genéticos predisponentes que se ven influenciados por factores ambientales. No existen estudios que demuestren que leer en exceso o trabajar con el ordenador mucho tiempo produzca miopía. Sin embargo, los estudios de población parecen indicar una correlación entre la frecuencia y progresión de la miopía con una mayor cantidad de trabajo utilizando la visión próxima, con el desarrollo socioeconómico de los países y con la falta de actividades al aire libre. Posiblemente, los factores ambientales pueden adelantar la aparición de miopía en personas con una base genética predispuesta, aunque no está claro.

La miopía tiene un componente genético importante, aunque no necesariamente los hijos de una persona con miopía magna la tendrán también (aunque parece que pueden tener más riesgo de tener miopía simple). Algunos estudios apuntan a que existen causas poligenéticas involucradas en el desarrollo de la miopía.

https://miopiamagna.org/wp-content/uploads/2018/09/GuiaMiopiaMagnaWeb.pdf

Hoy por hoy la miopía magna no se puede prevenir. No obstante, como sabemos que la miopía que aparece en la infancia es la más susceptible de evolucionar a una miopía magna, podemos intentar controlar esta progresión (especialmente si vemos que evoluciona de manera alarmante), con métodos tanto ópticos como farmacológicos avalados por la evidencia científica, como pueden ser la ortoqueratología, las lentes blandas de desenfoque periférico o la atropina. Recordando que el control de miopía sólo es eficaz en la infancia. (Más información)

Aunque no se pueda prever la miopía, sí que se pueden prevenir algunas complicaciones con un buen seguimiento y unos buenos hábitos, especialmente en la infancia, como puede ser el favorecer la realización de actividades al aire libre (relación dopamina/alargamiento ojo), reducir el excesivo trabajo de cerca, así como limitar la utilización excesiva de los dispositivos móviles

Si bien la miopía magna no puede prevenirse ya que se considera una enfermedad oftalmológica severa. Sin embargo, sí pueden tratarse las enfermedades patológicas asociadas a ella mediante cirugía vitreoretiniana (desprendimiento de retina, agujero macular) o mediante inyecciones intravítreas.

MUY IMPORTANTE si tenemos miopía magna debemos realizar un examen oftalmológico completo anual de forma rigurosa y estricta. El diagnóstico precoz es fundamental para atender las complicaciones que puedan surgir.

Ni tampoco se puede prevenir su progresión. Se ha especulado mucho sobre esto con métodos no demostrados científicamente e incluso ineficaces (determinados tipos de lentillas, dietas, no forzar la vista, ejercicios visuales).

No obstante, aunque no se pueda prever la miopía, sí que se pueden prevenir algunas complicaciones con un buen seguimiento. Aunque hay que prevenir la fatiga visual con el uso prolongado del ordenador (distancia adecuada, parpadear, hacer descansos cada 30 minutos). En el miope magno, el uso de gafas o lentes de contacto tampoco afecta la progresión normal de la miopía magna. 10 Prevención de la miopía 56 Existe un tipo de lentillas (lentes de contacto rígidas gas permeables de un diseño especial) que se ha especulado que pueden disminuir la progresión de niños con miopía simple. Sin embargo, no está totalmente demostrado en estudios amplios. Además no tienen ninguna utilidad en miopes magnos No es necesario graduar menos la vista con la idea de que el ojo trabajará menos. Al contrario, hay que graduar correctamente la vista de modo que el miope pueda ver los objetos distantes claramente.

La miopía magna por si misma no es una discapacidad, pero sí está entre las principales causas de discapacidad visual pues la miopía magna aumenta el factor de riesgo de padecer graves patologías oculares que pueden derivar en una discapacidad visual e incluso en ceguera (recordamos que en España es la primera causa de afiliación a la ONCE). No obstante, el mero hecho tener miopía magna no implica obligatoriamente desarrollar estas complicaciones.

Las principales causas de discapacidad visual según la dolencia son:

  • Personas altamente hipermétropes: degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) , cataratas, y las causas combinadas.
  • Personas con miopía magna: degeneración macular miópica, glaucoma, cataratas.
  • En otras categorías de errores refractivos: DMAE y cataratas.

La clave para que una discapacidad visual sea reconocida por las autoridades no depende del número de dioptrías sino de la agudeza visual con lentes correctoras. Es decir, si alguien tiene 20 dioptrías, pero ve bien con gafas es completamente apto para trabajar.

Más info:

Existen diferentes tipos de discapacidad visual según el grado de afectación a la capacidad de ver. Esta significación puede implicar desde una visión parcial hasta una ceguera o impedimento visual completo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) elaboró la siguiente clasificación de los diferentes tipo o grados de discapacidad visual.

Para medir el grado de discapacidad se tiene en cuenta la visión en el mejor ojo, con la mejor corrección de lentes posible. Teniendo en cuenta esto, la clasificación queda de la siguiente manera:

  • 20/30 a 20/60: pérdida de visión leve o visión casi normal
  • 20/70 a 20/160: discapacidad visual moderada o baja visión moderada
  • 20/200 a 20/400: discapacidad visual grave o baja visión severa
  • 20/500 a 20/1000: discapacidad visual casi total o ceguera casi total
  • Falta de percepción de la luz: ceguera total

Además, dependiendo de las condiciones concretas de la visión, la discapacidad visual puede clasificarse también de la siguiente manera:

  • Agudeza visual pobre y campo visual completo
  • Agudeza visual moderada y campo de visión reducido
  • Agudeza visual moderada y pérdida grave del campo visual

Para entender mejor estos términos, cabe destacar que la agudeza visual consiste en la resolución con la que vemos. Es decir, la capacidad para percibir y diferenciar estímulos visuales. Mientras que el campo de visión es la extensión observable en cada momento.

Finalmente, la ceguera legal o agudeza visual extremadamente pobre se considera como tal cuando la persona posee una agudeza visual de 20/200, incluso tras con la corrección mediante lente. Existen un gran número de personas diagnosticadas con ceguera “legal” que son capaces de distinguir formas y sombras pero que no pueden apreciar los detalles de estos.

Más info:

Es una pérdida de la capacidad visual que no puede ser corregida con gafas, lentes de contacto, fármacos o cirugía. Las personas con baja visión tienen más difícil, o no pueden, realizar actividades de la vida cotidiana como la lectura, escritura, reconocer rostros, la movilidad, etc.

La Baja Visión abarca la discapacidad visual moderada y grave sin llegar a la ceguera.

Las enfermedades más comunes que causan baja visión son:

  • Degeneración macular relacionada con la edad.
  • Catarata.
  • Diabetes.
  • Miopía magna.
  • Glaucoma.
  • Enfermedades congénitas.

Más info:

Cuando una mujer con miopía magna se queda embarazada debe seguir un control, aunque tampoco va mucho más allá del específico por dicha patología. Lo ideal es que exista una estrecha entre ginecólogo y oftalmólogo. Es preciso estar pendientes de posibles cambios en la visión.

En relación al parto, actualmente no existe base científica, ni ningún estudio que certifique una relación de riesgo entre miopía magna y roturas retinianas durante el parto. El esfuerzo del parto vaginal no ha demostrado significativamente un aumento de riesgo de lesión oftalmológica. Lo que sí es cierto y cuenta con base científica es que durante la segunda etapa del parto aumenta la presión intraocular, pero esta lo hace de forma equitativa por lo tanto no es un factor determinante para provocar un desprendimiento de retina. No obstante, es recomendable realizar un buen examen de retina previo para certificar ausencia de lesiones predisponentes. De esta manera, se reduce al máximo la probabilidad de tener un desprendimiento de retina tanto durante el parto como en cualquier situación de la vida normal.

No hay que dramatizar ni pensar que por tener miopía magna no se puede hacer deporte, pero sí realizar alguna reflexión. No es lo mismo un miope magno que no tiene ninguna complicación en la retina que un miope magno que se ha operado de un desprendimiento de retina o que tiene una importante atrofia corioretiniana con degeneración de la retina. El ojo es frágil y vulnerable en todas las personas con o sin miopía magna. Por tanto, un impacto directo en el ojo es perjudicial en todas las personas. No obstante, las personas con miopía magna o que han sufrido intervenciones oculares tienen el globo ocular más delicado.

En esta línea, se recomienda evitar los deportes de contacto (boxeo, judo, karate, taekwondo, lucha libre) pues pueden producir potencialmente una lesión en el ojo en todas las personas independientemente de si tienen o no miopía. Después de una cirugía ocular están totalmente desaconsejados.

También los deportes que suponen una aceleración-desaceleración importante, pues en el miope el vítreo normalmente está degenerado e incluso puede estar desprendido. La aceleración-desaceleración brusca que existe en algunos deportes supone un cierto riesgo. En teoría el movimiento del vitreo que se genera en esta aceleración / desaceleración puede traccionar la retina.

Esto no quiere decir que estén prohibidos en todos los miopes, ni mucho menos. Cada persona con miopía magna tiene que seguir las indicaciones de su oftalmólogo quien le orientará. En general, las personas con grandes miopías que tengan lesiones retinianas (retinopatía miópica importante, degeneración retiniana, antecedentes de desprendimiento de retina u otras alteraciones) se aconseja evitar situaciones que supongan movimientos muy bruscos de los ojos y especialmente cambios bruscos de aceleración/desaceleración como: tirarse de cabeza al mar o la piscina, saltos con motos, puenting, montaña rusa o algunos deportes.

Más información:

Sí. Al igual que la miopía simple, la miopía magna se puede operar para mejorar la visión y corregir el error refractivo asociado, pero recordamos que NO LA CURA.

Antes de operar hay que tener en cuenta principalmente 2 aspectos:

  • Las dioptrías se hayan estabilizado.
  • Valorar la identidad del paciente para cada técnica:
    • Láser corneal (LASIK): Con esta técnica se provoca una reducción del grosor de la parte central de la córnea, reduciendo por cada dioptría que queramos corregir 17-18 micras de media. Dado que no se puede adelgazar excesivamente la córnea lo que podría ocasionar problemas, sólo podremos corregir miopías inferiores a 8-10 dioptrías (preferentemente por debajo de 6).
    • Cirugía con técnica de superficie (PRK/LASEK): Alternativa a pacientes no aptos con Lasik. Con esta técnica se realiza una modificación de la curvatura de la córnea (que elimina el efecto refractivo) y para finalizar se coloca una lentilla externa que protegerá el ojo durante los días que dura la recuperación.
    • Lente Intraocular (LIO fáquicas): Se implanta una lente intraocular en el interior del globo ocular (entre la córnea y el cristalino) con el fin de corregir el defecto óptico de la miopía. Desde el punto de vista teórico es la técnica ideal para el miope magno joven y con un número muy elevado de dioptrías (correcciones hasta -20 dioptrías). Se puede combinar con la técnica anterior, Bióptica (implante de lente intraocular y LASIK), alcanzando correcciones hasta -28 dioptrías.
    • Extracción del cristalino transparente e Introducción de lentes intraoculares (LIO pseudofáquicas ): Se extrae el cristalino transparente y se coloca en su lugar una nueva lente intraocular pero que compense las dioptrías del miope magno y de este modo no es necesario utilizar gafas o lentes de contacto.

Existen diferentes tipos de lentes intraoculares. Las características del paciente y la opinión del oftalmólogo aconsejaran el uso de la más apropiada en cada caso.

No obstante, no hay que olvidar que se trata de una operación y hay que tener presente que como toda cirugía tiene sus riesgos y complicaciones asociadas.

Más información:

Es una lente artificial de silicona o material acrílico (la mayor parte de tipo convergente) que se implanta quirúrgicamente dentro del ojo para sustituir al cristalino natural. El cristalino del ojo humano es el equivalente a un lente de 15 dioptrías, por lo que al insertar un lente intraocular se asegura que se haga con unas dioptrías iguales o superiores a ésta.

La implantación de una lente intraocular busca reparar los daños y el desgaste que ha sufrido el cristalino. Sin embargo, tras esta intervención, esta estructura puede permanecer en el ojo o ser retirada en función del tipo de lente que se implante:

  • Si es de tipo fáquica, se coloca entre la córnea y el cristalino pero sin necesidad de que éste sea extraído. En función del espacio del que disponga dentro del ojo, este tipo de lentes pueden llegar a corregir dioptrías de 20-21 en casos de miopía y hasta de 10-12 en pacientes con diagnóstico de hipermetropía.
  • Todo lo contrario ocurre con las lentes pseudofáquicas, que sí reemplazan al cristalino natural; se usan cuando éste ha perdido la función de acomodar los objetos o si se trata de un cristalino opaco como consecuencia de las cataratas.

Más info:

La miopía puede aparecer en cualquier momento de la vida, incluida la infancia, y disminuir la calidad de la visión. La miopía en niños es más frecuente de lo que imaginamos. De hecho, según varios estudios, es una de las principales causas del fracaso escolar, tanto en las edades infantiles como en los niños que ya están cursando educación primaria.

Detectar algunos síntomas es la mejor manera de identificar la miopía, aunque en niños esto no siempre es fácil, pues ellos no saben que ve mal, porque siempre han visto así. Por ello debemos estar muy atentos a algunos comportamientos, y señales que pueden evidenciar problemas como la miopía:

  • Cansancio visual en el niño en actividades cotidianas.
  • Se frotan constantemente los ojos, o parpadea más de lo habitual.
  • Achina o guiña los ojos para ver mejor.
  • Bajos niveles de comprensión lectora en el colegio. Problemas de aprendizaje escolar. Se queja de que no ve bien la pizarra desde las últimas filas.
  • Se acercan muchísimo a los libros o se sienta muy cerca de la TV
  • No reconoce a los padres a larga distancia
  • Dolores de cabeza (son más frecuente en hipermétropes pero también se dan en niños miopes).

Actualmente no se puede evitar que la miopía aumente, pero sí se puede ralentizar el ritmo de progresión de la mismo para que sea lo más lenta posible, intentando controlar dicha miopía con métodos tanto ópticos (ortoqueratología, lentillas blandas de desenfoque periférico) como farmacológicos (atropina).

Más info:

Actualmente existen varios métodos, tanto ópticos como farmacológicos que ralentizan la progresión de la miopía en la infancia, sin olvidarnos de combinarlo con las actividades al aire libre.

Todos ellos son métodos seguros basados en diferentes estudios y avalados por la evidencia científica. La estrategia seleccionada dependerá del control parental y la madurez del niño. Entre las diferentes alternativas de tratamiento están:

Métodos ópticos:

  • Ortoqueratología (Orto-K)
  • Lentes blandas multifocales o de desenfoque periférico

Métodos farmacológicos:

  • Atropina a baja concentración

Se debe tener en cuenta que ningún método elimina la miopía. Únicamente reduce su progresión. Pero esta reducción, mantenida durante los años de tratamiento, puede ser muy significativa y saludable para la edad adulta, pues en torno a un 11% de niños de 10 a 11 años con miopía leve tendrá miopía magna (6 dioptrías o más) cuando cumpla 20 años. De estos, cerca del 1,5% acabará teniendo una discapacitad visual.

Más info:

En torno a un 11% de niños de 10 a 11 años con miopía leve tendrá miopía magna (6 dioptrías o más) cuando cumpla 20 años. De estos, cerca del 1,5% acabará teniendo una discapacitad visual.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que la miopía SOLO se puede tratar de CONTROLAR en la infancia. La miopía progresa entre los 6-7 y 17 años. Esos 10 años son el único período en que se puede intervenir para evitar el crecimiento de la miopía. Dentro de esto, todos los estudios coinciden en que la edad para optimizar los beneficios de los diferentes tratamientos en el control de la miopía esta entre los 6 y 9 años.

No obstante, la edad a la que comenzar está más ligada a la madurez del niño y al compromiso de control por parte de los padres que a una edad en concreto. La evidencia científica sobre los (ortok, atropina y lentes blandas de control de miopía) nos garantiza que son eficaces y seguros para usar en niños. Pero el conocimiento de cada paciente en su contexto clínico y características individuales determinan cual será el método de elección para cada uno. No tanto las dioptrías.

Más info:

La atropina es una sustancia natural que se encuentra en algunas plantas. Se refina y concentra para su uso médico. En el aspecto oftalmológico tiene varios usos, el principal en colirio, como dilatación de la pupila y tratamiento de ojo vago, pero igualmente a dosis bajas (0.01% de concentración) se ha demostrado que es efectivo como tratamiento de control de la miopía infantil.

Como cualquier tratamiento farmacológico, el uso de atropina superdiluida (0.01%) puede producir efectos secundarios, algunos de ellos:

  • Trastornos de acomodación y dilatación pupilar (midriasis)
  • Fotofobia
  • Dificultad en la lectura
  • Dolor de cabeza

Más información:

Es un método para corregir la visión por medio de lentillas que se utilizan durante la noche y permite una visión perfecta sin corrección durante el día. Orto K se practica con éxito tanto en Europa como en EE UU desde hace más dos décadas. El tratamiento con ortoqueratología usa unas lentes de contacto que tienen un diseño especial en su parte interna, se usa durante las horas de sueño con la finalidad de moldear la capa más externa de la córnea para conseguir un efecto doble: corregir la miopía y ralentizar su evolución. Este cambio de curvatura es minúsculo y no causa ninguna molestia o sensación diferente a una lentilla convencional. Sin embargo, es suficiente para que, tras las horas de sueño, el ojo se haya adaptado a esa curvatura. Su efecto es reversible: al dejar de usarse el ojo vuelve a su estado normal lo que permite cambiar a otras técnicas si no se consiguieran los resultados.

Orto K es un sistema perfectamente seguro. Sus contraindicaciones son las mismas que las que pueda tener una lentilla convencional. Simplemente es necesario seguir las indicaciones del especialista en cuanto a uso e higiene. Se debe llevar un control no solo de la evolución de la miopía sino también de la integridad de la superficie y de la rutina en el manejo del tratamiento propuesto.

Más info:

Orto K puede usarse en niños como control de la miopía para corregir de 0,5 a 7 dioptrías combinada o no con astigmatismo hasta 5D, siempre dependiendo del diseño de lente utilizado y de la experiencia del contactólogo con diferentes geometrías de lentes.

Su uso puede comenzarse en el momento que el niño es autónomo y existe por parte de los padres un compromiso en controlar que siempre se inserta las lentes con unas medidas de higiene máximas sobre las lentes y sobre las manos.

Las lentes orto-k tienen una curvatura interior especial a medida para cada usuario. Al usarse por la noche, la capa más externa del ojo, el epitelio corneal, se adapta suavemente a esa forma de la lente, es decir, se moldea la capa más externa de la córnea. Este diseño crea un enfoque en la zona central para corregir la miopía y otro diferente en la zona periférica que es el responsable del control de miopía. Este cambio de curvatura es minúsculo y no causa ninguna molestia o sensación diferente a una lentilla convencional, sin embargo, es suficiente para que, tras las horas de sueño, el ojo se haya adaptado a esa curvatura, la de un ojo con una visión totalmente normal.

Al suspender el tratamiento, la córnea vuelve paulatinamente a su estado original en días o semanas, dependiendo de la graduación, de la duración del tratamiento, de las características propias de cada cornea, etc. La reversibilidad de Orto K constituye una ventaja puesto que en caso de necesidad se suspende el tratamiento y la córnea vuelve a su estado original sin ningún tipo de secuela, a diferencia de la cirugía refractiva.

Más info:

Dado el aumento de niños miopes y las expectativas sobre la progresión en los próximos años, diferentes estudios han demostrado la eficacia de combinar atropina y ortoqueratología en los casos en los que la evolución de la miopía sea mayor de lo esperado.

Más info:

  • Podcast Mónica
  • Podcast Laura

Son lentes de contacto blandas con un diseño especial. La zona central se utiliza para corregir el error refractivo de lejos mientras que en la zona periférica se realiza un enfoque diferente, responsable del control de miopía. Estos diseños pretenden reducir el desenfoque retiniano hipermetrópico periférico, desenfoque que ha sido estudiado como precursor de la miopía.

La eficacia de este tratamiento requiere el uso de las lentes de contacto al menos durante 8 horas todos los días

Es un método igualmente seguro sus contraindicaciones son las mismas que las que pueda tener una lentilla convencional. Simplemente es necesario seguir las indicaciones del especialista en cuanto a uso e higiene. Se debe llevar un control no solo de la evolución de la miopía sino también de la integridad de la superficie y de la rutina en el manejo del tratamiento propuesto.

Actualmente en el mercado existen diferentes laboratorios que comercializan lentillas basadas en esta tecnología, como CooperVision con sus lentillas MiSight o Markennovy con Mylo, aptas también para altas graduaciones y fabricadas a medida para cada paciente.

Más info:

Todos los métodos ópticos que hemos presentados son seguros, están basados en diferentes estudios y avalados por la evidencia científica.

Sus contraindicaciones son las mismas que las que puedan tener cualquier lentilla convencional. Simplemente es necesario seguir las indicaciones del especialista en cuanto a uso e higiene. Se debe llevar un control no solo de la evolución de la miopía sino también de la integridad de la superficie y de la rutina en el manejo del tratamiento propuesto.

Más info:

  • Podcast Mónica

¿Por qué debemos prevenir y tratar la miopía?

Tómate enserio la miopía

Los métodos de control de miopía

Control de mioía en la infancia

Controla tu miopía

¿Quieres saber más sobre miopía magna?

En este ebook encontrarás toda la información relaccionada sobre cómo vivir con miopía magna.

En él aprenderás:

  • Qué es la miopía magna
  • Tratamientos para la miopía
  • Cómo prevenir la miopía
  • Consejos para vivir con miopía magna