Mujer frente a un ordenador mostrando síntomas de fatiga visual

Salud Visual en el hogar: Importancia, síndromes y patologías asociadas

El ojo seco, la fatiga visual y el aumento de la miopía entre las patologías con más incidencia en nuestra salud visual durante el período de aislamiento de la pandemia producida por el coronavirus.

La utilización intensiva de los dispositivos electrónicos está relacionada con diferentes patologías como el ojo seco o la fatiga visual. El excesivo y continuado trabajo de cerca, así como la falta de luz solar favorece el aumento de la miopía.

El confinamiento al que nos hemos visto avocados por la crisis sanitaria causada por el Covid-19, nos ha obligado a permanecer en los hogares, trasladar y adaptar todas nuestras actividades y hábitos al mismo lo que ha provocado que forzosamente hagamos un uso más intensivo y excesivo de las pantallas y la visión de cerca. Tanto adultos como niños hemos visto como nuestras actividades tanto de ocio como laborales y escolares giraban más que nunca alrededor de los dispositivos electrónicos, lo que puede hacer, si no somos conscientes de ello y no mantenemos una serie de buenos hábitos y costumbres, que suframos algunos síndromes oculares como puede ser el Ojo Seco, Fatiga Visual o incluso que se acentúe, aumente o que aparezca la miopía en el caso de los niños, algo a lo que contribuye en buena medida la falta de luz solar 8.

 

¿Qué es el síndrome del ojo seco y por qué se produce? 1,2,3,4,5

El Ojo Seco es una enfermedad muy frecuente en la que la superficie ocular no se encuentra correctamente protegida por la lágrima, por un déficit en la cantidad, mala calidad de la película lagrimal o la excesiva evaporación de las mismas (generalmente provocada por alteraciones en las glándulas de Meibomio (DGM)), Esta condición hace que los ojos se sientan secos o arenosos, puede aparecer escozor o picor, sensibilidad a la luz o incluso visión borrosa o fatiga ocular. En algunos casos también se puede sufrir un lagrimeo constante, provocado por el propio ojo para hidratarse ante una sensación anormal (daño/ inflamación) siendo un mecanismo de autodefensa ante agentes externos. Todo ello incide significativamente en la Salud Visual y la calidad de vida de las personas que lo sufren.

Para entender qué puede provocar el síndrome del ojo seco empecemos por entender cómo se produce la lágrima y su composición:

Las lágrimas se producen y son liberadas por la glándula lagrimal (situada en la superficie externa del ojo) desde donde fluye sobre la superficie frontal y que aumenta ante las agresiones externas. La lágrima está compuesta por tres capas:

  1. Capa exterior aceitosa que evita que las lágrimas se evaporen.
  2. Capa intermedia fundamentalmente acuosa (lleva minerales y vitaminas a la córnea).
  3. Capa interna mucosa, formada por ácidos grasos que se producen en las glándulas del párpado (glándulas de Meibomio, DGM) que son las encargadas de lubricar la superficie ocular y evitar que se evapore la película lagrimal.

La falta o inexistencia de lágrima en el ojo, afecta a nuestra Salud Visual y va a suponer un problema ya que ésta es la encargada de nutrir, humidificar y lubricar la superficie ocular. Se sitúa debajo de los párpados y funciona como el aceite de una máquina para que el parpadeo pase de forma suave sobre el ojo sin rascarlo ni dañarlo.

No siempre existe una causa reconocible de este síndrome, pero su prevalencia aumenta con le edad, pues a medida que envejecemos, nuestros cuerpos van produciendo menos lágrimas, convirtiéndose en la causa más común de los ojos secos crónicos. También puede estar relacionada con los cambios hormonales o algunas enfermedades autoinmunes como la artritis reumatoide o el lupus que pueden afectar a la glándula lagrimal disminuyendo su producción.

Entre otros factores de riesgo se encuentran el abuso de lentes de contacto pues en especial las lentes de contacto blandas necesitan humedad, absorbiéndola de la lágrima; algunas cirugías oculares que podrían disminuir la sensibilidad en la córnea, los ambientes secos o con baja humedad y con altos niveles de contaminación. Algunos fármacos como antihistamínicos, antidepresivos o incluso algunos colirios para el tratamiento del glaucoma que entre sus efectos adversos se pueden encontrar la obturación de la salida de las lágrimas o bien de las glándulas, problemas de párpados como la blefaritis (imposibilidad de cerrar el párpado).

En cuanto al uso de los dispositivos electrónicos y su relación con el síndrome del ojo seco, el abuso de las pantallas de visualización provoca una mayor evaporización del lagrimal, pues parpadeamos con menos frecuencia y por consiguiente producimos menos lágrima.

 

¿Qué se entiende por Fatiga Visual? 6

La visión humana está concebida para ver en espacios abiertos y la necesidad de adaptarse a distancias cortas durante un tiempo prolongado, somete al ojo a una sobrecarga excesiva lo que puede provocar fatiga y estrés visual, y puede derivar en síntomas oculares indeseables. Aunque se considera una condición funcional y reversible, por ello es importante ejercitar y fortalecer nuestros ojos para mejorar la salud ocular y mantener una correcta Salud Visual.

Todo lo que produzca una sobrecarga en el sistema visual es susceptible de ser una causa de fatiga visual o astenopia, algunos ejemplos de ella y de los que ahora podemos ser más conscientes por el cambio brusco en nuestros hábitos y condiciones de vida pueden ser:

  • Actividades prolongadas sin descanso en visión próxima, como por ejemplo en la lectura, o en el uso de dispositivos electrónicos en sus distintos formatos.
  • Actividades prolongadas en visión lejana, que exigen un alto grado de concentración, como la conducción (si es nocturna es aún más exigente), o ver la televisión.
  • Cambios frecuentes de enfoque de visión lejana a visión próxima y viceversa.
  • Condiciones lumínicas inadecuadas, ya sea por defecto (zonas mal iluminadas) o por exceso (deslumbramiento o exposición excesiva a radiación ultravioleta).

También ciertas medicaciones, la falta de sueño o un error refractivo sin corregir o mal corregido pueden ser algunas otras de sus causas.

 

Miopía y su crecimiento 7

La miopía es uno de los defectos de refracción más frecuentes. Se caracteriza porque las imágenes quedan enfocadas por delante de la retina. Esto da lugar a una visión borrosa de los objetos lejanos siendo necesaria la corrección óptica (gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva) para conseguir una visión correcta. Se ha demostrado (8) que la miopía se ve incrementada, entre otros factores, por el uso excesivo de trabajo de cerca (que favorecen la mala utilización de los dispositivos electrónicos) o la falta de luz solar, especialmente en la infancia pues la luz solar estimula la producción de dopamina, neurotransmisor que bloquea el alargamiento axial del ojo que influye en la aparición de la miopía en la infancia.

 

¿Qué puedo hacer para mantener una correcta salud visual en el hogar? Consejos 9-14

Para intentar minimizar los efectos que este confinamiento puede tener en nuestra salud visual te proponemos seguir una serie de recomendaciones:

  1. Reducir el uso de la visión de cerca. Alternar estas actividades con otras que requieran la visión de lejos.
  2. Para reducir el impacto y retrasar la aparición de la miopía en los niños se recomienda la actividad al aire libre.
  3. Descansar la vista y tomar pausas periódicas para los ojos. ¡Recuerda la regla 20-20-20! cada 20 minutos de esfuerzo ocular, se deben descansar 20 segundos a una distancia de 6 metros (20 pies en la medida original).
  4. Parpadear de manera voluntaria con cierta frecuencia para mantener el ojo bien hidratado.
  5. Regular el brillo de los dispositivos electrónicos. Activar un modo con tonos más cálidos, visión nocturna y poner el bloqueo de luz azul.
  6. Mantén una iluminación correcta de la zona de trabajo u ocio para no forzar la vista (evita la luz directa y las sombras), así como una temperatura de ambiente agradable (¡Ojo con el aire acondicionado y calefacción! Una mala regulación o exceso de exposición puede provocar sequedad ocular).
  7. Postura, distancia y altura de trabajo adecuadas (entre tus ojos y la pantalla debe haber una distancia de entre 50 y 60cm).
  8. Reducir el uso excesivo de lentillas. En cualquier caso, extremar la higiene en su utilización.
  9. No frotar los ojos. Nunca tocarse los ojos sin haberse lavado las manos previamente para evitar la exposición a patógenos. Además, este gesto debilita la red de colágeno que se encarga de preservar la curvatura de la córnea.
  10. Hábitos saludables: También puede ayudar dejar de fumar y limitar la exposición al humo de segunda mano. Mantenerse hidratado y llevar una correcta alimentación y dieta equilibrada (elementos como el Omega 3 y las vitaminas A, C y E son beneficiosos para nuestra salud visual).

Con estos consejos vas a disminuir la incidencia de estas patologías y conocer cómo mantener una correcta Salud Visual, especialmente en el hogar. Para cualquier duda o ampliar información al respecto, especialmente sobre cómo prevenir el crecimiento de la miopía en la infancia, puedes ponerte en contacto con nosotros.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Share on whatsapp