qué es la miopía

¿Qué es la miopía? Síntomas, factores de riesgo y tratamientos

Según la OMS la miopía se ha convertido en una epidemia global. 

Actualmente el 30% de la población en occidente (en algunos países asiaticos es bastante mayor ) sufen de algún grado de miopía siendo esta incidencia mayor entre los jovenes y niños.

Conoce cuáles son los factores de riesgo y cuáles son los métodos para minimizar su impacto.

¿Qué es la miopía?

La miopía es un efecto de refracción del ojo en el que las imágenes quedan enfocadas delante de la retina. Esto provoca una visión borrosa de los objetos lejanos siendo necesarias correcciones ópticas como lentillas o gafas. 

Existen diferentes grados de miopía según su número de dioptrías.  La miopía es considerada  un factor de riesgo susceptible de desarrollar patologías oculares que produzcan lesiones permanentes en la visión.

Un examen de la vista básico con un óptico o un oftalmólogo puede confirmar la miopía. 

Incidencia en la población

Según la OMS, la prevalencia de la miopía y la miopía magna aumentan a un nivel mundial a un ritmo alarmante.

En las últimas décadas se ha constatado un aumento importante de la población con miopía, principalemnte en niños y jovenes. Este aumento de la incidencia es mayor en los países del sudeste asiático llegando a ser un problema de salud pública. 

Según un informe sobre la miopía y su impacto, realizado por expertos del Instituto de la Visión Brien Holden, la estimación de la incidencia de la miopía a nivel mundial en el 2010 fue del 27% de la población y en caso de no actuar eficazmente, las previsiones para el 2050 serán del 50% de la población mundial.

Este fuerte incremento apunta a que una de las causas principales se encuentra en los factores ambientales.

prevalencia de miopía

Factores de riesgo para desarrollar miopía

La miopía puede estar causada porque la córnea es demasiado curva o bien porque el ojo es más alargado de lo normal. Suele aumentar en la infancia y en la adolescencia y tiende a estabilizarse a los 18 años. 

Las tasas de progresión de la miopía pueden variar según muchos factores, incluidos la edad, el sexo, la etnia y los factores genéticos y ambientales. 

Por ejemplo, es probable que un niño asiático de padres miopes corra el riesgo de una progresión más rápida. 

Estos son los factores de riesgo:

Años: A menor edad de inicio de la miopía, mayor es el riesgo de desarrollar miopía patológica/miopía magna.

Género: La tasa de progresión es más alta en niñas que en niños. 

Etnia: La miopía en la etnia asiática progresa más rápido que en los caucásicos. 

Herencia: Si bien no se puede afirmar de forma contundente que la miopía es hereditaria, si es frecuente que cuando ambos padres tienen miopía el hijo también la desarrolle.

Ambiental: El trabajo excesivo de cerca y no pasar tiempo suficiente al aire libre tiene un efecto sobre la progresión de la miopía. También se ha encontrado que las personas que duermen más  son menos susceptibles a la aparición de la miopía.

Puedes saber más en:

>>Factores de riesgo asociados a la progresión de la miopía según BHVI<<

Miopía síntomas

El principal síntoma es que la persona ve los objetos de cerca perfectamente pero los objetos lejanos los ve borrosos y algunas personas pueden experimentar fatiga visual y dolores de cabeza. 

La miopía en niños se puede notar cuando se quejan de que no ven bien la pizarra o se acercan mucho para ver la televisión o para leer un libro. También suelen entrecerrar los ojos para ver de lejos, parpadear excesivamente o frotarse los ojos con frecuencia. 

Tipos de miopía

Existen diferentes formas de clasificar la miopía . En este post para simplificar nos fijaremos en su grado (número de dioptrías)

Miopía simple: Es la más frecuente

    • Se da como resultado de variaciones biológicas normales produciendo un fallo de correlación entre los diferentes componentes del ojo (curvatura corneal, potencia del cristalino, longitud axial y profundidad de la cámara anterior). 
    • Aparece a una determinada edad, progresa durante unos años y se estabiliza. Normalmente entre la edad de 5 años y la pubertad estabilizándose después de la adolescencia.
    •  El error refractivo (el número de dioptrías) del ojo es pequeño (generalmente inferior a 6 dioptrías). 
    • No existen alteraciones oculares asociadas. 
    • No es por tanto una enfermedad ocular sino un defecto óptico de refracción Únicamente requiere corrección óptica.

Miopía magna o miopía patológica: Es mucho menos frecuente.

    • Es la miopía producida por una elongación excesiva del globo ocular (más de 6 dioptrías) 
    • Se inicia en la infancia y suele progresar en la vida adulta.
    • Dependiendo de la severidad de la miopía magna pueden aparecer cambios degenerativos que afecten a la retina.
    • En algunos casos la miopía magna se mantiene más o menos estabilizada (entre 6-9 dioptrías con escasas lesiones.
    •  Sin embargo, es relativamente frecuente que progrese pudiendo alcanzar un número de dioptrías muy elevada (superior a 10). En estos casos se puede producir una degeneración macular miópica pudiendo comprometer seriamente la visión de la persona con miopía. De ahí que se conozca también como ‘miopía patológica’ o ‘miopía degenerativa’. 
    • Este tipo de miopía debe de seguir revisiones periódicas por el oftalmólogo realizando una exploración completa y minuciosa del ojo para evitar complicaciones futuras.

Importancia de prevenir su aparición y controlar su desarrollo.

Desde AMIRES incentivamos la necesidad de revisiones tempranas para detectar problemas visuales a tiempo y tomar medidas correctivas. 

Es importante concienciar que la miopía es un factor de riesgo. En sus grados más leves no suele tener consecuencias para la salud pero sus grados más elevados puede ser una de las principales causas de discapacidad visual y más concretamente es la principal causa de afiliación por ceguera a la ONCE. 

Estos datos ponen de manifiesto la importancia de desarrollar estrategias que permitan prevenir su aparición y controlar su desarrollo. El objetivo es minimizar el impacto tanto a nivel sociosanitario como económico.

Control de miopía en niños más eficaces

La etapa en que la miopía más se desarrolla es entre los 7 y  los 17 años. Por eso es importante intervenir en esas edades para prevenir o ralentizar su progresión. 

colirio ciclopéjico en el control de miopía

Los estudios más recientes apuntan a que la actividad al aire libre al menos dos horas diarias en niños/as es un factor de prevención en la aparición de la miopía. 

Una vez que ha aparecido la miopía, estos son los métodos más eficaces para controlarla. 

 

Ortoqueratología u Orto K

La ortoqueratología son lentes especiales que se usan por la noche mientras duermes. Durante el sueño el ojo se moldea a la curvatura de la lente de manera que, al retirarlas por la mañana, puedes disfrutar de un 100% de visión durante todo el día sin usar gafas ni lentes de contacto. 

Su efecto dura unas 20 horas y después vuelve lentamente a su estado inicial.

La orto-k da buena visión a personas con hasta 7 dioptrías. Se considera el método no farmacológico más eficaz para el control de miopía en niños y adolescentes. Cuanto antes se comience el tratamiento, mejor son los resultados. El promedio de ralentización es de aproximadamente un 50%.  

>>Podcast: Todo sobre la Orqueratología<<

Te adjuntamos un cuadro resumen comparativo.

Cuadro comparativo de metodos para el control de miopia

Tratamiento con antiespasmódico que actúa como ciclopéjico

El medio más eficaz para ralentizar la miopía son tratamientos antiespasmódicos suministrados en colirio a dosis muy bajas (0,01%). Ofrece una reducción de la progresión de la miopía entre un 30 y 80%. 

Este método te permite controlar la miopía pero se hace necesario seguir usando gafas o lentillas diarias para corregir el efecto de refracción. 

>>Refracción ciclopéjica en el control de miopía<<

♦ Lentes de contacto blandas con desenfoque periférico 

Estas lentillas están específicamente diseñadas para el control de miopía. Su eficacia se acerca al nivel de la orqueratología. La miopía progresa en menor grado cuando usamos estas lentes que con gafas o lentes tradicionales. 

De media se produce una reducción de la progresión de la miopía en un 49%. 

Miopía cómo se corrige

Las correcciones ópticas se dividen en lentes de contacto y gafas y se usarán dependiendo cada caso. 

♦ Gafas

Las gafas son la forma más común de corregir una miopía una vez se detecta. Es un método sencillo y no invasivo. 

Sus mayor inconveniente es que son incómodas a la hora de realizar una actividad deportiva o cuando se tiene alta graduación el peso de las gafas. 

Lentes de contacto

Las lentes de contacto permiten mayor libertad en casi todas las actividades.  Para saber cuáles son las más adecuadas para ti debes acudir al óptico. Te evaluará tus necesidades visuales y tu salud ocular para recomendarte la mejor opción.

En el caso de usar lentes de contacto es importante tener una buena higiene para evitar riesgo de infección en los ojos. 

Métodos quirúrgicos  

Antes de comenzar hay que recordar que la miopía no tiene cura. Estos tratamientos lo que hacen es corregirla. 

Láser corneal

Este tipo de técnica es la más utilizada. El objetivo consiste en reducir mediante láser el grosor de la parte central de la córnea. Al ser más delgada, se consigue una disminución de su potencia de refracción consiguiendo que las imágenes se enfoquen en la retina y de este modo se eliminan las dioptrías. 

Con esta técnica solo podemos corregir miopías inferiores a 6-8 dioptrías.

 

lentes intraoculares pre-cristalinas  (LIO fáquicas)

Con las  lentes intraoculares pre-cristalinas lo que se hace es implantar una lente intraocular en el interior del globo ocular, entre la córnea y el cristalino, con el fin de corregir las dioptrías. Esta técnica es ideal para personas con miopía magna con hasta 20 dioptrías. 

 

LIO pseudofáquicas 

Esta técnica lo que hace es extraer el cristalino transparente y colocar en su lugar una lente intraocular que compense las dioptrías del miope magno. Es una técnica idéntica a la que se hace para operar las cataratas. 

En manos expertas esta técnica es muy segura y causan muchos menos problemas que las LIO fáquicas. 

¿Necesitas más información?

Si tú o alguna persona de tu entorno tenéis problemas de visión o queréis más información, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. 

Resolveremos todas las dudas que puedas tener y si lo necesitas podemos ponerte  en contacto con colaboradores de referencia.

Contáctanos 

Boton 1 azul

Cycloplegic Refraction in Managing Myopia – BHVI

Beyond Monitoring Refractive Error and Axial Length – BHVI

IMPACT OF INCREASING PREVALENCEOF MYOPIA – World Health Organization

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on email
Share on whatsapp