Miopía

El objetivo de esta serie de artículos es intentar aclarar algunos conceptos básicos sobre este error refractivo tan común, y no por ello carente de importancia. Estamos acostumbrados a que la miopía es sólo una cuestión de llevar, o no, gafas o lentes de contacto para ver bien de lejos. Si bien es verdad que en la mayoría de los casos el problema se reduce a un error de refracción, existe un grupo importante de la población que tiene otros problemas asociados que afectan a su calidad de vida, incluso apartándoles de la vida laboral. Basta con significar que la primera causa de afiliación a la ONCE es la miopía.

Gráfica de la frecuencia de la miopía por edadHabría que empezar por conocer cúanto de común es la miopía en la población. Los estudios hablan que en occidente la prevalencia oscila ente el 25 y 30% de la población. En los países asiáticos la frecuencia es muy superior (40- 60%). Incluso en algunas áreas urbanas de Hong-Kong o Singapur la frecuencia puede alcanzar el 70-80% de la población. Por el contrario, la frecuencia de miopía en población indígena de zonas selváticas es muy baja. Existe alguna causa ambiental poco conocida que es la responsable de estas diferencias. Además, un fenómeno importante es el incremento mundial que se está observando en la frecuencia y progresión de la miopía especialmente en zonas urbanas.

Sin embargo, la frecuencia de miopía magna es totalmente diferente. Se calcula que en nuestro medio un 2% de la población general padece miopía magna. No obstante, teniendo en cuenta las consecuencias potenciales de la miopía magna y su repercusión tanto a nivel personal como laboral, social o de coste sanitario, hace que este 2% de la población general adquiera un mayor protagonismo.

Aún así las causas que producen la miopía siguen siendo desconocidas. Se han hecho estudios teniendo en cuenta la raza, la contaminación, las horas de trabajo cercano, etc. Los últimos estudios apuntan que la fatta de actividad diaria al aire libre puede estar relacionada con el aumento de la prevalencia de la miopía. Estos estudios están centrados en la miopía simple en los que parece que los factores ambientale pueden ser más determinantes. Seguramente, para la miopía magna el factor genético tenga un mayor peso.

Los tratamientos van orientados a corregir los errores de refracción. Si el ojo es miope por un alargamiento del polo posterior (la causa más común) después de corregir el error de refracción para ver nítido de lejos, el ojo sigue siendo igual de miope ya que su polo posterior sigue igual de alargado y por tanto con las mismas posibilidades de desarrollar patologías asociadas. Debemos de ser conscientes de esta circunstancia y conociendo nuestro grado de miopía realizar nuestras revisiones con el especialista adecuado.

Son muchas las dudas sobre este tema y esperamos con estos artículos y el libro "Vivir con miopia magna" aclarar alguna de ellas.

 

Síguenos en

Para cualquier información sobre AMIRES y la Miopía Magna puede ponerse en contacto con nosotros en:

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  Trabajadora social: 91 330 39 45 -   Presidencia: 675 448 588
  Hospital Clínico San Carlos - Puerta A - Despacho 3 - C/Profesor Marín Lagos s/n - 28040 Madrid