Juntos por la miopía, un año más

AMIRES celebra su encuentro anual centrado en los avances médicos y la autonomía de las personas con miopía magna

Como cada año, AMIRES ha celebrado su encuentro anual entorno a los socios afectados, pero también con voluntarios, familiares y especialistas de la salud visual. Precisamente, con un acto enfocado a esta especialidad comenzamos la jornada, que se desarrolló a lorgo de el pasado sábado 25 de marzo. En un auditorio de la Fundación ONCE, afectados, familiares y profesionales sanitarios acudieros a la llamada de AMIRES y la Fundación Retina Plus. Los doctores Marta S. Figueroa, Roberto Gallego-Pizarro y Rosa Dolz ofrecieron los últimos avances médicos relacionados con la baja visión.

Fotos: Juan Martínez Sanpedro

El primero en empezar fue el doctor Gallego-Pizarro que centró su intervención en las inyecciones intravítreas como tratamiento en los casos de pacientes con afecciones, como la degeneración macular miópica. “Una de las principales causas de pérdida de visión central en pacientes con miopía patológica es la neovascularización coroidea miópica. El advenimiento de las inyecciones intravítreas de fármacos antiangiogénicos ha permitido minimizar el impacto sobre la función visual de esta complicación”, explicó el doctor, que forma parte de la Unidad de Mácula OFTALVIST Valencia. Gracias a las imágenes explicativas, Gallego-Pizarro explicó cómo se puede tratar pero también prevenir las maculopatías: “El consumo del tabaco y la exposición sin protección a la luz solar están asociados a estas afecciones, aunque por contra no está comprobado que las vitaminas disminuyen el riesgo de padecerlas”, explicó.

Centrada en la miopía infantil, la doctora Rosa Dolz explicó los avances en el estudio de un nuevo fármaco preventivo. “Han sido múltiples las aproximaciones con mayor o menor éxito para estudiar la prevención de la progresión de la miopía patológica” explicó la doctora, que indicó que aunque la atropina se usa desde los años 80 no ha sido hasta el estudio llamado ‘Atom 1’ donde se ha planteado el efecto en niños para evitar que crezca la miopía. La doctora Dolz, codirectora de la Unidad Vítreo Retina Mácula Visión de Valencia, hizo mucho hincapié en que aunque actualmente los resultados son muy positivos, se desconoce la cantidad de fármaco apropiada y los efectos a largo plazo de la atropina. “Tenemos que evitar el efecto rebote, que crezca la miopía al retirar el medicamento de forma tan rápida a cómo se logró frenar el crecimiento de la miopía”, explicó.

El siguiente turno fue para la presidenta de la Fundación retina Plus, la doctora Marta S. Figueroa, recién llegada de Londres. Al inicio de su ponencia recordó la importancia de actos como este en estos meses ya que 2017 ha sido reconocido como Año de la Retina por diferentes organismos tan importantes como el gobierno de España. Entrando ya en materia, la doctora nos ofreció una visión muy positiva de cómo la tecnología y los adelantos médicos han ido mejorando los tratamientos e intervenciones relacionados con las afecciones de la retina. Relacionado con los pacientes con alta miopía, destacó el detalle de que hasta hace unos años, los propios sanitarios tenían que adaptar el instrumental quirúrgico para llegar al fondo del ojo con miopía magna, ya que por esta causa crecen más que los demás. Pero del pasado al futuro, ya que la doctor Figueroa quiso poner fin a su intervención con pinceladas de todos los avances médicos que se esperan en los próximos años: desde las células madres, hasta las nuevas tecnologías que ayudarán a los afectados a mejorar su visión e incluso recuperarla.

Muy interesante también fue el turno de preguntas, donde los afectados presentes y asistentes con familiares con miopía magna presentaron a los doctores sus dudas sobre los nuevos avances. La compatibilidad de estas nuevas técnicas con afecciones muy frecuentes entre los miopes magnos como las cataratas, la DMAE o la fotofobia. También sobre las diferentes unidades de especialistas centradas en la baja visión a lo largo del ámbito nacional y la necesidad de crear un departamento específico. Idea que fue debatida con diferentes reflexione, a favor y en contra.

Jornadas de socios y voluntarios

Después de recopilar energías, la tarde se abrió a las actividades para socios, familiares y voluntarios de AMIRES. Los asistentes tuvieron que elegir entre uno de los tres talleres que se aplicaban: risoterapia, iniciación al arte del mimo y coach. Risas y movimiento para asegurarnos de pasar un buen rato en compañía de personas con nuestras mismas necesidades y hacer equipo. El taller de ‘coaching’ se centró en las emociones que por tener miopía magna o bien ayudar a personas con baja visión pueden acabar generando. La expresión corporal fue la clave de la sesión adaptada de mimo, que por medio de la imaginación y la descripción hizo que los asistentes generaran la ilusión del movimiento y de elementos que nunca existieron. La desinhibición y eliminar estrés vinieron de la mano de la risoterapia donde todos los asistentes salieron con dolor de abdominales de tanto reír.

El punto y final se puso con la Asamblea de Socios de AMIRES, donde se afianzaron las actividades realizadas en 2016 y se impulsaron las líneas estratégicas del nuevo año.

Síguenos en

Para cualquier información sobre AMIRES y la Miopía Magna puede ponerse en contacto con nosotros en:

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  Trabajadora social: 91 330 39 45 -   Presidencia: 675 448 588
  Hospital Clínico San Carlos - Puerta A - Despacho 3 - C/Profesor Marín Lagos s/n - 28040 Madrid