La RSC, beneficios en dos direcciones

¿Sabes qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

Se trata de una fórmula de la que se viene hablando el último cuarto de siglo, pero que realmente no era más que darle un marco formal a algo que venía llevándose a cabo desde que las empresas existen. El porqué está claro: siempre ha habido personas comprometidas que han dado incluso más de lo que podían y en el caso del mundo empresarial, no iba a ser menos. Si además con las acciones de solidaridad, respeto por el medio ambiente y la inclusión la empresa recibe beneficios sociales, la decisión de llevar a cabo la RSC o no está clara.

Asociaciones y ONG como AMIRES apuesta por encontrar a esas personas empáticas en las empresas y crear con ellas lazos para seguir ayudando a las personas con miopía magna. Confiamos que con la ayuda de las RSC podemos hacer muchos proyectos y hacer que crezcan los que tenemos ya implementados. Una fuente de financiación corporativa que puede ayuda a que nuestros usuarios y los afectados por la baja visión no se vean afectados por los recortes en subvenciones, ayuda y sanidad por parte de la Administración. Por eso, si estás leyendo este post y crees que tu empresa puede ser sensible a la discapacidad visual, no dudes en contactarnos.

Las formas de colaborar son muchas. Desde las fórmulas clásicas destinando un presupuesto cerrado a proyectos o metas hasta hacer un proyecto conjunto con la identidad corporativa y la de la entidad sin ánimo de lucro. El patrocinio o el mecenazgo tradicional se ven impulsados por las nuevas tecnologías y la cobertura de las redes sociales. Otras fórmulas también han ido apareciendo y asentándose, sobre todo en las empresas grandes: las pequeñas aportaciones a través de las nóminas de los trabajadores (conocidas como ‘matching gift’), el voluntariado corporativo o el ‘marketing con causa’ por ejemplo.

Y la empresa, ¿qué gana?

Muchos se preguntarán qué gana la empresa destinando parte de su presupuesto a asuntos sociales o incluso parte de las horas de trabajo de sus empleados. En GesTron lo explican muy bien:

  1. Mayor permanencia de los empleados. Mayor afinidad a la cultura de la empresa
  2. Mayor lealtad del consumidor
  3. Valoración de la imagen y de la marca
  4. Implicación y motivación de los trabajadores
  5. Mayor influencia de la sociedad y en los líderes de opinión
  6. Reducción de costes
  7. Mayores beneficios
  8. Atracción de inversores
  9. Diferencia positivamente la marca de la competencia
  10. Contribución al desarrollo sostenible
  11. Publicidad gratuita por parte de las organizaciones con las que se colabore

¿A qué estás esperando para ganar con la RSC? ¡Colabora con AMIRES!

Síguenos en

Para cualquier información sobre AMIRES y la Miopía Magna puede ponerse en contacto con nosotros en:

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  Trabajadora social: 91 330 39 45 -   Presidencia: 675 448 588
  Hospital Clínico San Carlos - Puerta A - Despacho 3 - C/Profesor Marín Lagos s/n - 28040 Madrid