El auge de la miopía - Parte 1

La miopía está alcanzando proporciones epidémicas. Algunos científicos creen que han encontrado una razón del por qué.

Asia oriental es una de las zonas del planeta donde mayor ha crecido la población de miopes. Hace sesenta años, el 10-20% de la población china era miope. Hoy en día, existen zonas donde el 90% de los jóvenes están afectados por miopía, y en lugares como Seúl (Corea del Sur) la cifra alcanza al 96,5%.

Miopia en chinaEn  occidente también se da un aumento de la población con miopía afectando a la mitad de los jóvenes adultos. - el doble que hace medio siglo. Según algunas estimaciones, un tercio de la población mundial podría verse afectada por este problema al final de la década. "Vamos por el camino de tener una epidemia de miopía," dice Padmaja Sankaridurg, jefe del programa de la miopía en la Brien Holden Vision Institute en Sydney, Australia.

El error refractivo se corrige con gafas, lentes de contacto o cirugía,  pero no abordan el defecto subyacente: un globo ocular alargado que provoca que el ojo enfoque los objetos lejanos ligeramente por delante de la retina y no directamente sobre ella.

En los casos graves, este alargamiento adelgaza las partes internas del ojo, lo que aumenta el riesgo de desprendimiento de retina, cataratas, glaucoma e incluso ceguera. Debido a que el ojo crece durante toda la infancia, la miopía se desarrolla generalmente en niños en edad escolar y adolescentes. Estos datos ha aumentado el interés en la investigación para comprender las causas del mayor índice de miopes, y están empezando a dar resultados.

Una nueva idea que va adquiriendo fuerza es que los niños pasan demasiado tiempo en interiores, siento esto un factor de riesgo según comenta Kathryn Rose, jefe de orthoptics en la Universidad de Tecnología de Sydney.

Buscando las causas

Durante muchos años, el consenso científico sostuvo que la miopía se debe en gran parte a los genes. Los estudios realizados en la década de 1960 mostraron que la condición es más común entre gemelos genéticamente idénticos que los no idénticos, lo que sugiere que la susceptibilidad está fuertemente influenciada por ADN(1). Los esfuerzos en la investigación genética han vinculado más de 100 regiones del genoma de la miopía.

Pero era obvio que los genes no pueden ser toda la historia. Uno de los signos más claros procedían de un estudio realizado en 1969 en la comunidad inuit, en el extremo norte de Alaska, cuyo estilo de vida estaba cambiando (2). De los adultos que habían crecido en comunidades aisladas, sólo 2 de 131 tenían ojos miopes. Sin embargo, más de la mitad de sus hijos y nietos eran miopes. Los cambios genéticos ocurren con demasiada lentitud para explicar este rápido incremento en las tasas de la miopía, que por otra parte, ya han sido documentados en todo el mundo.

"Debe haber un efecto ambiental que ha causado la diferencia generacional", dice Seang Mei Saw, que estudia la epidemiología y la genética de la miopía de la Universidad Nacional de Singapur.

 La idea que había surgido hace más de 400 años era que la causa obvia de desarrollar miopía se debía al excesivo trabajo cercano que exige el estudio

El aumento de la miopía moderna refleja una tendencia en muchos países de pasar más tiempo dedicado a leer, estudiar o – y más recientemente - usando las pantallas de ordenador y Smartphones. Particularmente son los casos de los países de Asia oriental, donde el alto valor que se da en el rendimiento educativo está impulsando a los niños a pasar más tiempo en la escuela y en sus estudios. Un informe del año pasado (3) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo mostró que los adolescentes de 15 años en Shangai pasan una media de 14 horas a la semana dedicadas a estas tareas, en comparación con las 5 horas en el Reino Unido y las 6 horas en los Estados Unidos.

Los investigadores han documentado consistentemente una fuerte asociación entre las medidas de la educación y la prevalencia de la miopía. En la década de 1990, por ejemplo, encontraron que los adolescentes varones en Israel que asistieron a las escuelas conocidas como yeshivas (donde pasaron sus días estudiando los textos religiosos) tuvieron tasas mucho más altas de la miopía que los estudiantes que pasaron menos tiempo en sus libros (4) . En un nivel biológico, parecía plausible que el trabajo de cerca de forma continuada podría alterar el crecimiento del globo ocular.

Aunque la idea era atractiva, no se sostiene. En la década de 2000, los investigadores comenzaron a estudiar comportamientos específicos, tales como libros leídos por semana u horas dedicados a la lectura o el uso del ordenador, y ninguno parecía ser un factor importante que aumente el riesgo de miopía (5) .

En 2007, Donald Mutti y sus colegas de la Universidad de Ohio State University of Optometry en Columbus informaron de los resultados de un estudio de seguimiento con más de 500 niños y niñas de ocho y nueve años de edad en California, que comenzaron con una visión saludable (6) . El equipo examinó cómo los niños pasaban los días, y "nos preguntamos sobre los deportes y actividades al aire libre", dice Mutti.

Después de cinco años, uno de cada cinco niños habían desarrollado miopía, y el único factor ambiental que estaba fuertemente asociado era el tiempo pasado al aire libre (6) . "Pensamos que era un hallazgo raro", recuerda Mutti, "pero simplemente aparecía como resultado de los análisis." Un año más tarde, Rose y sus colegas llegaron a la misma conclusión en Australia (7). Después de estudiar más de 4.000 niños en Sydney en primaria y secundaria durante tres años, encontraron que los niños que pasaban menos tiempo al aire libre tenían mayor riesgo de desarrollar miopía.

PUBLICADO EN: Nature International http://www.nature.com/news/the-myopia-boom-1.17120

Artículos relacionados

Referencias

  1. Sorsby, A. & Leary, G. A. Refraction and its components in twins. Special Report Series no. 303 (Medical Research Council, 1962).

    Show context
  2. Young, F. A. et alAm. J. Optom. Arch. Am. Acad. Optom. 46676685 (1969).

    Show context
  3. Salinas, D. Does Homework Perpetuate Inequities in Education? (OECD, 2014). Available at http://doi.org/2sd

    Show context
  4. Zylbermann, R.Landau, D. & Berson, D. J. Pediatr. Ophthalmol. Strabismus 30319322(1993).

    Show context
  5. Saw, S. M.Carkeet, A.Chia, K. S.Stone, R. A. & Tan, D. T. Ophthalmology 10920652071(2002).

    Show context
  6. Jones, L. A. et alInvest. Ophthalmol. Vis. Sci. 4835243532 (2007).

    Show context
  7. Rose, K. A. et alOphthalmology 11512791285 (2008).

    Show context

Síguenos en

Para cualquier información sobre AMIRES y la Miopía Magna puede ponerse en contacto con nosotros en:

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  Trabajadora social: 91 330 39 45 -   Presidencia: 675 448 588
  Hospital Clínico San Carlos - Puerta A - Despacho 3 - C/Profesor Marín Lagos s/n - 28040 Madrid