¿Se puede hacer algo para qué a mi hijo no le aumente la miopía?

La miopía es el defecto de refracción más frecuente en la actualidad, y se está observando un preocupante aumento del número de miopes en las últimas décadas.

Su corrección supone un importante coste y, lo que es mucho peor, aumenta el riesgo de problemas visuales graves que pueden causar discapacidad como la degeneración retiniana, el glaucoma y el desprendimiento de retina. Por estos motivos, se está intentando investigar a qué se debe es aumento y qué podemos hacer para frenarlo.

 

Test de miopíaLos factores de riesgo para desarrollar una miopía magna o patológica son el debut precoz (en niños pequeños, alrededor de los 6 años de edad), que en el diagnóstico ya la graduación sea elevada (de -2,50 a -4,50 dioptrías) y que los padres sean miopes. Por otro lado, se ha observado que los niños que viven en medios urbanos tienden a ser más miopes que los que habitan en medios rurales, hay más miopía cuanto más desarrollado es el país e incluso se ha observado mayor frecuencia de miopía en hijos de padres con mayor nivel educativo y profesional. Parece ser que cuanto más trabajo visual se realice en visión cercana más miope se tiende a ser debido al esfuerzo acomodativo prolongado en un ojo flexible en crecimiento.

Teniendo en cuenta este mecanismo fisiológico, los métodos para evitar una progresión de la miopía excesiva tratan de neutralizar el exceso acomodativo en la visión de cerca, y podemos clasificarlos en:

 

1.- ÓPTICOS

Gafas progresivas o bifocales
Estudios recientes han demostrado que las gafas con menos graduación de miopía para ver de cerca que la que el niño precisa para ver de lejos en lentes progresivas o bifocales reducen la progresión de miopía (véase 1). Estas lentes llevan la graduación completa de miopía en la parte superior de la lente y 2 o 2,5 dioptrías menos de miopía en la parte inferior, con un escalón entre ambas en la bifocal o tallado de forma gradual en la progresiva.

En niños con graduaciones bajas (hasta -3 dioptrías de miopía), se puede lograr el mismo efecto quitando la gafa al mirar de cerca, y en niños con graduaciones mayores usando gafas antiguas con menor graduación para el trabajo de cerca, aunque en los estudios realizados para evaluar estos métodos los resultados no han sido tan satisfactorios como los que valoran el efecto de las gafas progresivas y bifocales.

Del mismo modo, se ha observado un efecto beneficioso en la reducción de la progresión de miopía si se corrige con lentes de contacto progresivas. (véase 2)

Ortoqueratología (Ortok)
Las ortoK son unas lentes de contacto que se ponen durante la noche y se quitan por el día, funcionan moldeando la córnea para corregir temporalmente la miopía. Este tratamiento también ha demostrado en estudios científicos validados y bien diseñados que reduce la progresión de miopía, (véase 3) por lo que son otra herramienta con la que podemos contar.

Proceso ortoqueratología

 2.- FARMACOLÓGICOS

Atropina 0,01%
La atropina es un fármaco que aplicado en colirio al 1% dilata la pupila y paraliza la acomodación, bloqueando el enfoque de cerca durante un tiempo prolongado. Lo empleamos como diagnóstico en la consulta para graduar a los niños en algunos casos complejos y como tratamiento en ciertas enfermedades oculares. Se ha estudiado su uso para disminuir la progresión de la miopía y se ha visto que diluido al 0,01% y aplicado todas las noches es eficaz para este objetivo y los efectos secundarios son mínimos (fotosensibilidad y dificultad de visión en cerca).(véase 4-6)

Se han evaluado otros fármacos pero sin resultados concluyentes.

Para finalizar, hemos de tener en cuenta que la miopía va a progresar en todos los niños al crecer el ojo, y sólo podemos tratar de evitar que la progresión sea excesiva. Es fundamental los niños con dificultades visuales sean valorados por médicos oftalmólogos para comprobar correctamente la graduación con cicloplejia (dilatando la pupila para paralizar la acomodación y que no nos falsee la graduación a la alza) y para estudiar el fondo de ojo y descartar problemas asociados.

Es importante para la salud visual de los niños que realicen actividades al aire libre y que moderen y usen apropiadamente dispositivos como ordenador, móviles, tabletas… que suponen un gran esfuerzo visual acomodativo.

En casos seleccionados en los que la progresión de la miopía sea preocupante, podemos recurrir a estas nuevas armas terapéuticas decidiendo cuál es la mejor en cada caso de forma individualizada.

Dra. Elena Jarrín Hernández
Oftalmología Pediátrica, Estrabismo y Neuroftalmología
Hospital Universitario Rey Juan Carlos (Móstoles, Madrid)
Vissum Corporación Oftalmológica (Santa Hortensia, Madrid)

BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA
1.- Li et al. Multifocal Versus Single Vision Lenses Intervention to Slow Progression of Myopia in School-age Children:  A Meta-analysis. Surv Opthalmol 2011
2.- Anstice et al. Myopia progression and dual focus contact lenses. Opthalmology 2011
3.- Hiraoka T at al. Long-term effect of overnight orthokeratology on axial length elongation in childhood myopia: a 5-year follow-up study. Invest Ophthalmol Vis Sci. 2012
4.- Wu PC et al. The Long-Term Results of Using Low-Concentration Atropine Eye Drops for Controlling Myopia Progression in Schoolchildren. J Ocul Pharmacol Ther. 2011
5.- Franzco AC et al. Atropine for the treatment of childhood myopia. Safety and Efficacy of 0.5%, 0.1% and 0.01% Doses. (Atropine for the treatment of myopia 2). Ophthalmology 2011
6.- Chia A et al. Five-Year Clinical Trial on Atropine for the Treatment of Myopia 2: Myopia Control with Atropine 0.01% Eyedrops. Ophthalmology 2015

 

Síguenos en

Para cualquier información sobre AMIRES y la Miopía Magna puede ponerse en contacto con nosotros en:

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  Trabajadora social: 91 330 39 45 -   Presidencia: 675 448 588
  Hospital Clínico San Carlos - Puerta A - Despacho 3 - C/Profesor Marín Lagos s/n - 28040 Madrid