Compensación de Miopía con Lentes de Contacto

Una de las alternativas actuales para la compensación de los defectos refractivos son las lentes de contacto, siendo los miopes quienes más nos beneficiamos de este tratamiento.

- ¿Cómo funciona una lente de contacto?

Es un material plástico, que puede tener un mayor o menor contenido en agua e incluso de nulo que, gracias a su curvatura y geometría se adapta a la superficie ocular dando un confort, y gracias a la cantidad de dioptrías que contenga para compensar el defecto de visión y conseguir una calidad visual óptima.

La lente de contacto forma un sistema óptico único junto con las estructuras del ojo: lente – lágrima – córnea -  humor acuoso – cristalino - vítreo.

La lente compensará la falta de enfoque que tiene el sistema óptico ocular, creando una imagen nítida en retina.

Corte transversal lente de contacto en córnea

- ¿Qué tipos de lentes de contacto existen?

Las lentes de contacto se dividen por su material en:

  • Rígidas: realizadas en material PMMA, ya no se prescriben por la falta de salud ocular e incomodidad.
  • Rígidas Permeables al Gas (RPG): realizadas en acrilatos de silicona, el cual proporciona una gran salud ocular y son indicadas en pacientes con patología ocular, mala visión, o en personas con interés en obtener una visión muy mejorada. Hoy en día es dividen en: corneales y esclerales (lentes de gran comodidad que están dando paso a solucionar la mayoría de los problemas visuales de los pacientes con miopía magna)
  • Hidrófilas: son lentes de alto contenido en agua que proporcionan muy buena comodidad.
  • Híbridas: lentes que aprovechan los dos tipos anteriores, centro permeable al gas y periferia hidrófila para mejorar la comodidad del porte y la corrección óptica mejorada de la lente permeable.

Se dividen por su corrección en:

  • Monofocales Esféricas: corrigen miopía e hipermetropía.
  • Monofocales Tóricas: corrigen junto con la miopía y la hipermetropía astigmatismos medios y altos.
  • Multifocales Esféricas: lentes para présbitas (“vista cansada”) que a la vez corrigen miopía e hipermetropía.
  • Multifocales Tóricas:  lentes para présbitas que corrigen miopía, hipermetropía y astigmatismos medios y altos.

Y por último por su frecuencia de renovación:

  • Desechables: de un solo uso.
  • Reemplazo Frecuente: de varios usos pero con caducidad corta como mensuales, trimestrales o quincenales.
  • Convencionales: uso de larga duración, entre un año o dos años. Actualmente son totalmente desaconsejadas porque contienen un alto riesgo de infección, rechazos, inflamaciones palpebrales, e incluso los laboratorios han dejado de actualizar sus materiales y geometrías estando muy limitado su uso.

Aniseicoina producida por la gafa- ¿Qué ventajas tienen las lentes de contacto para la corrección de la miopía?

Hoy en día, se pueden corregir cualquier tipo de graduación y problema refractivo con lentes de contacto, incluso las lentes de contacto están indicadas en patologías de la superficie ocular que han causado una irregularidad como en casos de transplantes corneales o queratoconos.

La gran ventaja para la compensación de la miopía es la eliminación de la aniseiconia, esto es, la diferencia de imagen que se pueda producir entre ambos ojos o el tamaño disminuido que produce una lente oftálmica en gafa.

Todos los miopes al ponernos nuestras gafas vemos el mundo mucho más pequeño de lo que en realidad es, esto conlleva una adaptación sensorial que sufrimos con los cambios de graduación, pero gracias a las lentes de contacto, al estar directamente formando un sistema óptico único con el ojo, esto no se produce, lo que da una sensación de mejora de calidad óptica e incluso de campo visual al no estar limitados por la montura de la gafa.

Otras ventajas que podemos encontrar es la libertad de movimientos, la mejora estética y  eliminación de reflejos delante del ojo.

- ¿Qué desventaja presentan hoy en día las lentes de contacto?

La gran desventaja es la rigurosidad en la limpieza y desinfección. Los sistemas de mantenimiento se han intentado simplificar, pero al ser una prótesis  que está en contacto con la superficie ocular es imprescindible ser riguroso en su limpieza.

Riesgo de infección, siendo la más temida la úlcera infecciosa, la cual se produce en situaciones de inmunosupresión o de mala higiene.

Visitas continuadas al profesional de la visión para vigilar la adaptación de la lente a la superficie ocular y lo que es más importante, vigilancia de la salud de la superficie ocular para evitar riesgos.

- ¿Qué debo realizar para usar lentes de contacto?

Siempre hay que hacer una adaptación, las dos pruebas específicas de la adaptación de lentes de contacto son:

  1. Topografía corneal o queratometría corneal: determinan la geometría de la superficie corneal donde va ir apoyada la lente.
  2. Salud Ocular de la superficie anterior: se evalúa tanto la integridad de las estructuras, posibles anomalías, estado lagrimal (tanto en calidad como en cantidad), pequeñas lesiones que han pasado inadvertidas que deben ser tratadas, etc.

Una vez realizado el estudio previo hay que calcular la lente y realizar pruebas de tolerancia, geometría, calidad y cantidad de visión obtenida y sobre todo educación en medidas de higiene y mantenimiento.

Las personas ya usuarias deben siempre acudir, mínimo una vez al año a revisión a su profesional de la visión para realizar un seguimiento y control del uso  de la lente de contacto y más aún de la salud ocular para poder llevar lentes de contacto toda la vida sin riesgos.

Fernando Sánchez
Máster Optometría e Investigación Clínica
Profesor de Baja Visión y Lentes de Contacto

 

Síguenos en

Para cualquier información sobre AMIRES y la Miopía Magna puede ponerse en contacto con nosotros en:

  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  Trabajadora social: 91 330 39 45 -   Presidencia: 675 448 588
  Hospital Clínico San Carlos - Puerta A - Despacho 3 - C/Profesor Marín Lagos s/n - 28040 Madrid